“Tomar una verdadera conciencia de los riesgos que existen en el mundo virtual actualmente y de lo vital que es y seguirá siendo aprender a gestionar nuestra seguridad digital.”

1. Utilizar contraseñas largas y complejas

Evita las contraseñas simples y fáciles de adivinar, como fechas, nombres o cualquiera de las que año tras año vemos en la lista de las peores contraseñas. Otro aspecto fundamental: no utilices la misma contraseña para más de una cuenta. La reutilización de claves es una de las peores prácticas en seguridad. 1. Utilizar contraseñas largas y complejas ¡También puedes usar caracteres especiales! “#$%&/()*

2. Utilizar la autenticación en dos pasos en todas tus cuentas

Para un mejor control y gestión de tus contraseñas, recomendamos implementar la autenticación en dos pasos, también conocido como doble factor de autenticación, en cada una de las cuentas y servicios que utilices. Activar esta opción te brinda una capa de seguridad adicional muy importante que dificultará a un atacante lograr acceso a tus cuentas por más que tenga el usuario y la contraseña.

3. Utilizar una conexión a Internet segura

Evita las redes Wi-Fi públicas, sobre todo si vas a ingresar credenciales de acceso o información sensible. Si tienes que usar una red Wi-Fi pública o insegura, por ejemplo, porque viajaste y estás en un bar o un restaurante, procura conectarte a través de una VPN. Asegúrate que la conexión a tu red (Hogar o Corporativa) cuente con una contraseña segura y una configuración adecuada, si tienes Dudas, consulta con un Experto.

4. Configurar correctamente la privacidad de todas tus cuentas

Datos como: nuestra fecha de nacimiento, dónde trabajamos, cuál es nuestra profesión, lugar de residencia, etc. pueden ser utilizados por estafadores para robar nuestra identidad. Limitar la información accesible de forma pública y mantener el mayor control posible sobre quiénes pueden ver lo que publicamos puede hacer la diferencia. Si piensas publicar en Internet algo que preferirías que no lo vean todos, quizás sea mejor que no lo publiques.

5. Realiza Backup de la información de valor

Ser conscientes de que, por más cuidadosos que seamos, a todos nos puede pasar que extraviemos o que nos roben nuestra computadora o teléfono. También puede ocurrir que bajemos la guardia un instante y nos infectemos con Virus por descargar un archivo o una aplicación que no debíamos, y que por alguna otra razón perdamos acceso a nuestra más preciada información. “No postergues la tarea, realiza cuanto antes el Backup de tu información”.

6. Mantén tus dispositivos y aplicaciones actualizadas

A diario vemos noticias sobre el descubrimiento de nuevas vulnerabilidades en los Sistemas Operativos, que ponen en riesgo toda nuestra información, para esto es fundamental mantener actualizados nuestros dispositivos, para corregir esos fallos y disminuir el riesgo . Lamentablemente, la mala costumbre de muchos usuarios de no mantener la tecnología que utilizan con las últimas actualizaciones instaladas los expone, ya que los atacantes aprovechan estos fallos para lanzar sus ataques. 6. Mantén tus dispositivos y aplicaciones actualizadas Chequea Periódicamente tus dispositivos.

7. Únicamente descarga aplicaciones de tiendas oficiales

A la hora de instalar una aplicación en tu teléfono o equipos informáticos, asegúrate de descargarla de tiendas oficiales y evitar fuentes desconocidas. Además de las aplicaciones, debes tener cuidado con las descargas que realizas en general. Los atacantes también buscan distribuir malware a través de cracks de programas o juegos. Por lo tanto, a la hora de descargar solo confía en fuentes oficiales.

8. Desconfía de las personas que conoces en Internet

Las plataformas sociales abundan en la actualidad y los usuarios cada vez más, Los fraudes o el acoso en sus diversas formas son pan de cada día afectando a grandes y chicos. Por lo tanto, tener cierto grado de desconfianza y cautela en Internet puede ayudarte a evitar varios malos momentos.

9. Instala una solución antimalware en tu computadora y teléfono.

Tener tus dispositivos asegurados con una solución de seguridad confiable que te proteja contra el phishing, malware, archivos adjuntos en correos o sitios sospechosos será un gran aliado para proteger no solo tus dispositivos, sino la información en ellos. Las soluciones de seguridad en la actualidad cuentan con muchas funcionalidades que contemplan las necesidades actuales, como la posibilidad realizar acciones de manera remota a un equipo en caso de robo o extravío, como bloquearlo y enviar un SMS de alerta a usuarios previamente seleccionados o eliminar los datos del dispositivo.

10. Estar Alerta ante cualquier situación sospechosa

Más allá de las consideraciones técnicas que mencionamos hasta ahora, recuerda que el factor humano es el eslabón más débil de la cadena. Por eso, siempre debes estar atento y nunca bajar la guardia. Ten presente que en cualquier momento puedes recibir un correo inesperado solicitando que descargues algo, que hagas clic en un enlace o que envíes información personal y sensible. 10. Estar Alerta ante cualquier situación sospechosa Recuerda: Eres el primer filtro. Ante cualquier duda o sospecha consulta con expertos.

La lista podría continuar con otras recomendaciones más específicas, pero lo más importante es tener presente que las modalidades delictivas van cambiando y los cibercriminales siempre prueban distintas estrategias para agarrar desprevenido a los usuarios. Prepárate y no te dejes engañar...